El círculo infinito de las estafas piramidales

Esta investigación fue realizada en el marco del Fondo Concursable de apoyo a la investigación periodística en los medios de comunicación que impulsó las organizaciones Construyendo Redes para el Desarrollo, la Universidad Católica Boliviana San Pablo y su organización SECRAD, La Pública, ERBOL y Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia.

Tras una entrada al estilo estrella de rock, entre música triunfal y medio millar de personas aplaudiendo enfervorecidas, el brasilero Felipe Campos sube al escenario del hotel más lujoso de Tarija. Es 21 de septiembre de 2017, día de la primavera, día del amor, día del 8-0 de River sobre Wilstermann, y la “figura del éxito” está en la Capital de la Sonrisa presentando la nueva marca que reemplazará a Pay Diamond: Ser Uno.

Hace siete meses Campos era el rostro visible del negocio de diamantes que estaba en boca de todos, incluso ingresó en el penal de Palmasola (Santa Cruz) durante tres meses acusado de liderar una red de “estafa” con negocios piramidales, sin embargo en la actualidad es la principal estrella de un costoso show montado con artistas profesionales argentinos que recorren diferentes departamentos con un evento motivacional que tiene el objetivo de captar más socios.

El negocio

Las empresas con esquema piramidal no son una novedad en Bolivia, pues su aparición se remonta a los años 80 cuando diferentes negocios de este tipo dejaron en medio del llanto a miles de personas que confiaron los ahorros de toda su vida o se prestaron fuertes sumas de dinero del banco para ser parte del negocio.

El 2016, después de más de tres décadas y media, las firmas vuelven a aparecer con un rostro nuevo, sin embargo la modalidad no ha cambiado: se gana un porcentaje de dinero por recomendar a más personas a ser parte de la empresa.

A Tarija las primeras que llegan con gran impacto son Bitcoin Cash y Pay Diamond, la primera con el argumento del manejo de una moneda virtual y la segunda con un supuesto trabajo de “minería de diamantes”. Ambas con promesas de obtener “jugosas” rentabilidades en poco tiempo.

La próxima aparición es de Seven Oportunity, la compañía que asegura “comprar oro en bruto, purificarlo y comercializarlo”. Las ganancias se muestran muy interesantes ya que además del dinero se puede obtener premios que van desde un celular hasta un auto 0 kilómetros dependiendo del rango del afiliado.

Parece el boom de las compañías multiniveles. En Merlim Network, “sólo tienes que jugar media hora al día –explican los socios- y ganas por la publicidad de las aplicaciones de internet, pero también hay que invitar a más gente para ganar más dinero”.

De todas las mencionadas sólo continúan en funcionamiento, al margen de la ley, Pay Diamond y Merlim Network, pero las empresas no dejan de proliferar.

La novedad es Ser Uno Tours 2017 presentado el 21 de septiembre en Tarija en un show de cuatro horas. Similares conceptos, similares puesta en escena muestran el mensaje de que puedes salir de la pobreza, de que en tus manos está la decisión de empezar una nueva vida de lujos, alejado del acoso de los bancos, de los entes de control como la Policía, o los medios de comunicación que dan una “información a medias o parcializada” que no te permiten crecer.

Punta Cana es el anzuelo, el objeto de deseo y el símbolo del éxito, el lugar a donde todos quisieran ir para tumbarse en un Resort con las playas turquesas al fondo. Ese atractivo turístico se evoca recurrentemente en la obra de teatro.

Nadie habla de dinero ni de diamantes, nadie va a recordar el método de multiniveles ni explicar plazos, solo está presente la nueva filosofía que engloba la idea de atraer a más y más personas para cambiarles la vida, pero sobre todo, para cambiársela a uno mismo.

“Ser Uno vino a hacer ver y soñar a la gente con un mañana mejor, con barreras a romper, con desafíos a vencer y con seguridad de que todo es posible si realmente estamos convencidos de que sí se puede, que todo inicia y termina en UNO mismo”, señala la sinopsis de un folleto de un material costoso que fue repartido a cerca de 500 personas.

En medio del evento se intercalan los testimonios, el baile, el canto, la actuación, los líderes y el aplauso emotivo de los asistentes.

EL DATO


En Ser Uno la actividad ya no es la extracción, purificación y comercialización de diamantes, sino las transacciones con la nueva moneda virtual “mktcoin”. Los socios deben realizar la transferencia de su saldo de Pay Diamond al sistema de Fórmula Ser Uno.

Es el turno de la boliviana Hilaria Barreto, quien sube a la palestra con un vestido negro y zapatos de tacón, las luces y la atención del público se enfocan en su persona mientras cuenta su trayectoria, las experiencias buenas y malas que tuvo que pasar para llegar a donde está.

Relata que era “empleada” cuando Dios le puso en su camino a Felipe Campos, quien “llegó como bendecido”, y fue quien le ayudó a superar todos sus obstáculos. La historia es motivadora y no es difícil conmoverse con la música que la acompaña.

Las personas se miran entre ellas, esperanzadas en que su vida puede y va a mejorar. Cantan agarradas de las manos, no faltan los abrazos y las palabras de agradecimiento a Campos. Así termina una jornada motivacional que de seguro tendrá repercusión en los socios, quienes con más ganas invitarán a la gente al negocio.

Antecedentes

Desde 1980 en Bolivia se registraron una serie de negocios que terminaron en quiebra, desaparecieron o sus líderes ingresaron a prisión.

La Organización Comercial de Bolivia (Orcobol), Comercial Roma, Multiactiva, Copacabana, Lavalle, Orión, LV Pharma, Roghel-Bolivia son algunas de las empresas que utilizaron la misma modalidad piramidal para sumar “socios”, pero el caso más emblemático es Firma Integral de Servicios Arévalo (Finsa), en la cual se calcula una afectación económica de más de 50 millones de dólares y unas 22 mil personas estafadas.

Sus representantes, los hermanos Eddy y Carlos Arévalo Páez, fueron condenados por los delitos de estafa y apropiación indebida, y sentenciados con privación de libertad de 10 años en la cárcel de San Antonio (Cochabamba), pero las víctimas no recuperaron su dinero.

Hoy este tipo de empresas continúan trabajando de manera ilegal, clandestina y cerrada. Se reinventan en función del paso del tiempo y de los resultados, es decir, cuando notan que el ingreso de socios es mínimo, de un día para el otro desaparecen con alguna excusa ¿La más común? Se realizará mantenimiento al sistema. O la novedad es cambiar de imagen, desechan la que ya fue evidente, la que está perseguida por las autoridades, como Pay Diamond, y presentan una nueva, tal es el caso de Ser Uno.

El trabajo “hormiga” en el área rural

El negocio piramidal se extendió en una amplia red de nunca acabar, el trabajo hormiga se hizo y se continúa haciendo. Los puntos fuertes ya no son las ciudades sino el área rural donde los pueblos están ubicados en lo más recóndito del territorio boliviano y la credulidad de la gente es una gran aliada para la captación de más miembros

“Sino podemos cobrar a quien nos ha inscrito a nosotros, el señor Llanos, podemos quemarlo a él y a su casa”, murmuran los pobladores Huancarani Alto –comunidad perteneciente al municipio de Incahuasi de la provincia NorCinti del departamento de Chuquisaca y que no suma más de 100 familias-.

Las amenazas son serias pues en esta región muchos de los comunarios se mantienen apegados a usos y costumbres. El enojo parece proporcional, ya que algunos tuvieron que vender su ganado, su tractor, su movilidad o por último pidieron un préstamo del banco para invertirlo en un negocio que les generaría grandes intereses mientras se “echaban en su cama sin hacer nada”, o al menos eso decía el discurso de enganche.

Esta promesa fue cumplida al principio, los inscritos sentían haberse ganado la lotería y en poco tiempo vieron de vuelta su dinero (la mayoría únicamente en el sistema). Se les sugirió volver a invertirlo, y así lo hicieron, pero esta vez la cobranza sería más complicada. Les condicionaron a abrir una cuenta en un banco de la ciudad de Tarija para depositar el dinero a cuentas de Santa Cruz. Además sólo con una tarjeta de crédito era posible cobrar los intereses.

Quienes llegaron hasta esa y otras zonas más alejadas fueron los mismos “empresarios” tarijeños. Pasó el tiempo y poco a poco las reuniones dejaron de realizarse, los líderes llegaban al centro de eventos con menor frecuencia y los inscritos empezaron a desesperarse y a exigir el reintegro de su dinero.

“Yo no he inscrito a ni uno, nadie quiere. Yo entré con 2.800 bolivianos. De dos semanas tenía que llegar (el líder), harta gente lo está esperando y ni un boliviano ha pagado todavía”, cuenta el señor Rafael, quien toma el sol en una fría mañana de domingo, afuera de su casa hecha de adobe y paja.

En la comunidad de Iscayachi, del municipio de El Puente del departamento de Tarija-donde habitan unas 1.500 personas- además del negocio de los diamantes, llegó Seven Oportunity.

Tras reiterados golpecillos en una puerta de madera sale Gerardo, un joven de no más de 20 años de edad, a quien los comunarios apuntan como uno de los principales cabecillas del negocio de oro.

“He visto buenos beneficios pero no dura, se ha perdido así como otras empresas como Bitcoin. Como aquí el tema económico es bajo, por eso nosotros buscamos sobresalir. Nos han dicho que están haciendo mantenimiento, que están haciendo otras cosas pero se ha perdido”, relata avergonzado y con cierto temor.

Otra de las inscritas que responde a las iniciales E.P. manifiesta que quiso hacer su denuncia en la jurisdicción de San Lorenzo, sin embargo sus patrocinadores le dijeron que espere un poco más, porque las personas que la inscribieron volverán. No obstante, hace mucho tiempo dejaron de hacerse las reuniones de capacitación y formación.

“Esa es una mentira nada más –lamenta-. Parece que son cadena con gente de otro departamento, de Potosí, de Sucre, Tarija. No me ha ido bien. La inversión era voluntaria, según lo que uno quería: 2.000 bolivianos, 450 dólares. Habían montos bajitos y altos, hasta 35 mil dólares para invertir (en Pay Diamond)”.

EL DATO


Los comunarios inscritos muestran su rostro de decepción y frustración tras comprobar que se hace lejana la promesa de salir de la pobreza.

En otro de los municipios donde aún está vigente el negocio de los diamantes es en Entre Ríos (Tarija). Sin embargo la gente se muestra renuente a opinar y evade el tema. Antes de comentar de su experiencia, a pesar de que le esté yendo bien, prefiere apuntar a otra persona, y así la cadena se amplía como una espiral infinita.

Quienes están en el negocio lo niegan, está claro que conocen las advertencias de Impuestos Nacionales y la Autoridad de Supervisión al Sistema Financiero (ASFI), pero ya están dentro de la pirámide y si lo dejan significará una pérdida de ganancias o la imposibilidad de recuperar su inversión. Es así que el negocio continúa.

- ¿Por qué llegan a las comunidades más alejadas?

- “Simple, en esos lugares con suerte llega alguna frecuencia radial, la gente no se entera de las campañas de información de la ASFI o Impuestos Nacionales que dicen que estas empresas multiniveles son una estafa”, cuenta Sandra (nombre ficticio), a quien la convencieron de ingresar a Pay Diamond, pero nunca vio las ganancias, solo logró recuperar parte de su inversión.

- ¿Cómo la convencieron para ser parte de la empresa de diamantes?

- A mí me han perseguido por dos meses, yo no quería, mis hijos también me decían: no entres, es estafa. Pero la que me ha invitado me ha dicho que me iba a prestar la mitad del dinero (200 dólares) y yo iba a tener las ganancias. Pero al final ellos nomás se lo han sacado la plata del sistema, apenas he recuperado algo de lo que he puesto de mi bolsillo.

Funcionarios públicos involucrados en el negocio

La atractiva modalidad piramidal convenció incluso a servidores públicos, quienes actualmente son identificados por sus bases como principales “líderes”, tal es el caso del concejal municipal Freddy Yucra, quien refiere que los multiniveles funcionan desde hace 60 años y que, en el caso de su empresa PayDiamond, es una compañía autosostebible.

“Nosotros estamos en la compañía de PayDiamond que es una compañía autosostenible, estamos trabajando un año y dos meses –comentó en el mes de mayo- y la verdad estamos muy contentos, muy felices”, agrega.

Reconoce el fracaso de otras firmas que operaban con esa misma modalidad piramidal, no obstante confía plenamente en PayDiamond puesto que asegura que conoce personalmente a su líder Felipe Campos y tienen eventos nacionales e internacionales.

“Estamos muy adentro de la compañía, no estamos afuera mirando del balcón y felizmente gracias a Dios estamos trabajando de la mejor manera”, asevera.

Yucra inició con 1.200 dólares, obtuvo sus ganancias y hace cinco meses atrás el número de inscritos bajo su red ascendía a 1.800 personas.Asegura que la empresa es legal porque tiene su NIT y una licencia de funcionamiento. “Estamos cumpliendo con el Estado pagando nuestro impuesto”, precisa.

En el Gobierno Municipal de Entre Ríos, uno de los técnicos, quien pidió resguardar su nombre, expresa que hace un año ingresó en el negocio con un paquete de 200 dólares, recuperó su capital y obtuvo más del doble en ganancias.Afirma que ya no está en el negocio, no obstante las personas de su entorno dicen lo contrario.

“Yo he sido inscrito en Santa Cruz. El negocio es bueno, es palpable o sea te llega el dinero, es cuestión de confiar y de tener un poco de fe. Tú compras un paquete, el más pequeño es de 200 (dólares) y recuperas tu capital y sacas un plus más, el doble y un poco más. Aquí he visto a varios compañeros que están trabajando, pero los líderes parece que son de Tarija”, sostiene.

Consultado sobre el control de la ASFI hacia este tipo de empresas, no supo responder y se limitó a decir que ellos firman un contrato con la empresa y se rigen en función del mismo.

- ¿Hay gente que continúa con la empresa de diamantes?

- Aquí en Entre Ríos hay mucha gente que está en el negocio

- ¿Sólo es Pay Diamond o hay otras empresas similares?

- Que yo sepa sólo es Pay Diamond, de otras no he escuchado.

Otro de los funcionarios del Gobierno Municipal de esa jurisdicción, actualmente establecido en el Consejo del Adulto Mayor, corroboró que trabaja en la empresa de diamantes, sin embargo se niega a prestar declaraciones. ¿Su argumento? “Este es mi negocio, es particular y no tengo por qué hablar con la prensa”.

Controles burlados, operan a puertas cerradas

A pesar de las campañas de información de la ASFI y los controles efectuados por el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), los líderes de los negocios piramidales continúan operando y capacitando a más incautos, a puertas cerradas.

Las instituciones aseguran que no conocen las direcciones de esos domicilios, es por ello que apuntan al Ministerio Público para que actúe de oficio con la investigación correspondiente.

Clausura

EL DATO


En la actualidad hay diferentes grupos de Whats App, cada uno con más de 150 miembros activos. Ese es el medio con el que se informan de las reuniones, novedades, etc.

La invitación a las reuniones de capacitación o información las dan a personas de extrema confianza. A los eventos a los que llegan los líderes nacionales se puede ingresar únicamente con manillas.

Durante el 2016 el SIN clausuró tres oficinas: una en el centro, otra en La Loma y la tercera en la zona del mercado Campesino de Tarija. Tras esas acciones las reuniones dejaron de hacerse en lugares públicos como lo era anteriormente, en el coliseo Judas Tadeo, donde la masiva afluencia de la gente llenaba el espacio. De igual manera se dejó de contratar con la misma frecuencia a los hoteles más conocidos de la ciudad como Los Ceibos, Viña del Sur o Los Parrales.

En la actualidad se desarrollan en casas particulares, y una de ellas está en el barrio Villa Abaroa, a la altura de la avenida Mejillones.

El presidente de Impuestos Nacionales de Bolivia, Mario Cazón Morales, recalca que las empresas piramidales están al margen de la norma pues no cuentan con número de identificación tributaria.

“Están trabajando a puertas cerradas, entonces nosotros nos vemos imposibilitados de hacer el control”, dice Cazón. Aclara que toda captación de recursos de cualquier ente debe estar autorizada por la ASFI, si no tiene ese permiso son actividades ilegales.

“Por información de la ASFI hay más de 200.000 personas que han sido engañadas, estafadas porque dejaron dineros y hoy día esos dineros ya no están”, señala y agrega que cuando los sociosintentaron sacar su NIT, éste les fue negado porque no se puede hacer intermediación financiera, en el marco de lo que establece la Ley de Servicios Financieros.

Cochabamba es uno de los departamentos con mayor afectación porque las redes piramidales llegaron hasta las áreas rurales como el trópico cochabambino, El Chapare, el Valle Alto y Valle Bajo, entre otros. “Las estafas no se han dado en las capitales, han ido a las áreas rurales donde por falta tal vez de información las personas han sido estafadas”, finaliza el funcionario.

EL APUNTE

A finales del 2016, tras destapar una serie de irregularidades en la empresa PayDiamond, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) comenzó una campaña contra las estafas piramidales a través de micro cápsulas informativas denominadas “Pan Comido”.

Esta instancia aconseja a los ciudadanos a no caer en este tipo de empresas con modalidades multiniveles.

Hay 3 detenidos en el Penal de Morros Blancos de Tarija

En lo que va de la gestión el Ministerio Público recibió diferentes denuncias por “estafa agravada”, que en el contexto de los hechos también tienen el denominativo de “estafa piramidal” en la que hay múltiples víctimas.La afectación económica solo en el caso de American Trade Center llega a 443.000 bolivianos, aproximadamente.

Para conocer más sobre el tema el fiscal departamental Gilbert Muñoz (Gilbert Muñoz) respondió una serie de preguntas.

Yenny Escalante (YE): ¿Cuál es el denominativo de este tipo de ilícitos?

Gilbert Muñoz (GM): Están calificadas como estafas agravadas, pero que en el contexto de la investigación de los hechos también tienen el denominativo de estafas piramidales, vale decir que la denuncia es contra algunos representantes de algunas empresas y las víctimas son múltiples. En el Código Penal están tipificadas como estafas agravadas en sí, es decir, son estafas con agravantes.

YE: ¿Qué significa modalidad piramidal?

GM: Significa que las víctimas son múltiples, donde se les ofrece ganar montos de dinero rápidos. Es una nueva forma de estafa que se produce en el país.

YE: ¿Cuántos casos son investigados?

GM: De los cuatro casos (denuncias), tres se encuentran en investigación preliminar porque no hace mucho han sido denunciadas y hay una caso que ya se encuentra en etapa preparatoria, con imputación penal que se ha presentado el 26 de mayo del año en curso en contra de Cinthia Villa Chiri, Emilio Chura Paty y Natalio Abán (en el caso de American Trade). Estas tres personas guardan detención preventiva en el Penal de Morros Blancos por estafa agravada.

YE: ¿Cuál es la forma de captación de las personas?

GM: Es a través del internet, proponen negocios que va a significar para las víctimas un incremento rápido de su patrimonio. En uno de los casos existe 7 víctimas, en otro 8 víctimas y en el otro también hay una cantidad de 10 víctimas en American Trade. En otra de las empresas, Bitcoin Cash, también ha habido denuncias aisladas, y en estos casos ya se utilizan domicilios, es una diferente forma de operación para la comisión de esos hechos.

YE: ¿Cuál es la actuación del Ministerio Público?

GM: El Ministerio Público realiza su actuación siempre y cuando se realicen los mecanismos de denuncia. Se ha conformado un equipo de fiscales especializados en delitos contra el patrimonio para que le den celeridad a estas investigaciones.

SEMBLANZA DE FELIPE CAMPOS

Felipe Campos Wencesalao nació el 30 de julio de 1980 en el hospital San Pablo-Brasil. Su madre limpiaba las casas de sus vecinos para mantenerlo a él y su familia. Nunca le faltó nada–asegura-, pero no soportaba esa situación. Es por ello que a sus 16 años de edad salió de casa para arrancar con nuevos emprendimientos.

“Yo siempre fui emprendedor, no nací para ser otra cosa, no nací para ser empleado de nadie, yo no nací en esta vida para ser un perdedor, para dejar de crear, para estar desperdiciando oportunidades”, dice Campos.

A sus 26 años dejó Brasil para trabajar en otro país, conseguir dinero, pagar sus estudios y ayudar a su familia. “Y gracias a Dios lo conseguí”, enfatiza.

Hoy, a sus 37 años, se muestra seguro de sí mismo en cada uno de sus eventos. Es alto, de piel morena, calvo y tiene facilidad de palabra, muestra carisma y la gente le responde de forma positiva.

Galardón Flor de Patujú

Mientras se siguen registrando denuncias en la Fiscalía, mientras la gente del campo espera el reembolso de su inversión o los intereses, mientras se confrontan entre comunarios por haberse convencido los unos con los otros a entrar al negocio, en Santa Cruz Felipe Campos, dos días después de su llegada a Tarija, recibió el galardón de la Flor de Patujú por parte de la Brigada Parlamentaria en la efeméride cruceña del 24 de septiembre.

Los comentarios en las redes sociales no se dejaron esperar, la mayoría de la gente mostraba indignación por tal reconocimiento, el máximo en su orden. Una mínima cantidad daba el respaldo a Campos.

La alegría no le duró mucho, pues cinco días después la distinción le fue retirada de forma oficial tras el envió de una carta de la directora ejecutiva de la ASFI, Lenny Valdivia, a la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño. Se le dio a conocer las acciones realizadas desde esta instancia de control en contra de Campos Wenceslau.

Medio