Dos miradas desde el periodismo de investigación

Cientos de litros de tinta y otros tantos rollos de papel son utilizados cada día para que hombres y mujeres expresen libremente sus opiniones en los periódicos de Bolivia.

Pero si miramos detenidamente los sectores de opinión de los matutinos Página Siete y La Razón, caeremos en cuenta que la tinta y el papel están reservados para un grupo de columnista y articulistas que opinan sobre determinados temas y obvian otros.

Entre el primero de enero y el 30 de junio de 2017, fueron publicados 1300 artículos de opinión y 477 editoriales, en las páginas web de ambos periódicos, textos que nos permiten tener una aproximación al estado de situación del periodismo de opinión en dos de los periódicos que han ganado terreno hasta consolidarse en la sede de gobierno y tienen proyección a nivel nacional.

Lucía Sauma es una de las columnitas mujeres más publicadas en La Razón.

“Una invitación desde el periódico La Razón hace 5 años me ha llevado a iniciarme como columnista. Yo había dejado de hacer radio, entonces me pareció un reto muy importante entrar en el tema de la prensa escrita, pero más reto todavía entrar en el tema de la opinión. Es una búsqueda constante, te conviertes en un observador las 24 horas del día para ver qué es lo que está flotando en el ambiente, qué es lo que preocupa a los ciudadanos, a la gente cotidiana”, señaló.

Si bien los cargos directivos de La Razón y Página Siete se encuentran bajo la dirección de dos mujeres jóvenes de gran solvencia académica y profesional, la opinión publicada es un espacio mayoritariamente masculino. Del universo de la muestra (1300), 291 corresponden a mujeres (22%) y 1009 a varones (78%).

Los textos de Sauma están entre las 154 opiniones (25.5%) firmadas por mujeres en La Razón, en el periodo que comprende nuestra investigación, frente a 450 que fueron firmadas por varones (74.5%). En Página Siete se han cuantificado 144 (20,69%) artículos de opinión firmadas por mujeres y 552 (79,31%) por varones.

Entre las mujeres que más publicaron sus opiniones en Página Siete se encuentra Guadalupe Peres-Cajías.

“Creo que el rol del columnista es incentivar el análisis crítico y la conciencia colectiva sobre los temas de interés local, nacional o internacional. En esa incidencia creo que es sumamente importante, tratar de plantear la mayor cantidad de argumentos, datos para los lectores, sin dejar de plantear que era una columna de opinión (…) Yo parto más de creer que la sociedad se puede mejorar a partir del conocimiento, los datos, la información, incitar el análisis crítico”, planteó Peres-Cajías.

Según nuestros datos, el periódico La Razón reporta 118 columnas sobre Política, mientras que Página Siete 291. Si estas cifras la cotejamos en porcentaje respecto al resto de temas publicados en el mismo periódico, entonces resulta que el 19.53% de las columnas de opinión en La Razón son sobre Política y el 81% sobre: Internacional, Social, Economía, Historia-Arte-Cultura, Medio Ambiente, entre otros temas. En el periódico Página Siete las columnas sobre Política alcanzan el 41.81% respecto al resto de temas.

Si bien es cierto, la Política tiene una fuerte presencia en las columnas de opinión en Página Siete y en un menor grado en La Razón, llama la atención que pocos de estos textos fueron elaborados por mujeres.

“No me gusta centrarme solamente en la coyuntura política boliviana (…) a veces siento que nos vemos mucho al ombligo con la coyuntura boliviana”, dijo Peres-Cajías, la columnista más joven de Página Siete.

Sauma también prefiere alejarse de los asuntos políticos, pese a que hay la idea de que quien escribe sobre Política es más influyente.

“El eje que he escogido para mis columnas: la Sociedad, la posibilidad que la sociedad se autoanalice y busque en el bien común y que la inclusión social sea una inclusión con valores, esa es mi propuesta. No me interesa el escándalo (político), porque creo que a través de las columnas se puede abrir mucho debate, se puede causar polémica, pero creo que la polémica y el escándalo en el tema comunicacional es muy pasajero y no cambia a la sociedad, no influye en la sociedad”, explicó.

La editora de la sección de Opinión de Página Siete, Ivone Juárez, enfatiza que cada columnista elige el tema de su preferencia para opinar.

“La mayoría de los columnistas suelen escribir sobre temas coyunturales, mientras que los colaboradores es preferible que lo hagan sobre temas atemporales porque su publicación está en función del espacio disponible”, indicó.

Juárez destacó que en Página Siete las mujeres ocupan cargos decisivos: La directora, la subdirectora, la editora de opinión y la editora de deportes son mujeres. No obstante, la investigación demuestra que la participación de la mujer como opinadoras todavía es escasa: uno de cada cuatro columnas en La Razón y uno de cada cinco en Página Siete.

Tanto varones como mujeres, en ambos matutinos, tienen una asignatura pendiente: el Medio Ambiente. Este tema es marginal en cuanto a cantidad de columnas de opinión tanto en el periódico La Razón (2,65%) como en Página Siete (1,58%). Ninguno de los columnistas ni articulistas de opinión, han hecho del tema ambiental eje estructural y permanente de sus opiniones.

“El periódico no puede influir en los temas que un columnista abordará. No podemos imponer temas a nuestros columnistas”, detalló Juárez.

Lo cierto, es que tomar posición sobre el Medio Ambiente tampoco le interesó a ambos periódicos. En sus publicaciones, por ejemplo, identificamos solo 12 editoriales con esta temática, nueve publicados en La Razón (3%) y tres en Página Siete (1%).

En relación con la cantidad de artículos publicados por autor, puede variar ampliamente. Sin embargo, entre los opinadores con al menos un artículo de opinión publicado cada 15 días se encuentran:

Sobre los editoriales, entre enero y junio de 2017 se registran un total de 477, de los cuales, 244 (51%) corresponden al periódico La Razón y 233 a Página Siete (49%). De esta cifra, 65 son sub editoriales de La Razón y 55 de Página Siete.

De manera agregada (editoriales y sub editoriales), el orden de prioridad se repite para La Razón y Página Siete y en porcentajes similares: primero Política, luego Social, Internacional, Historia-Arte-Cultura, Economía y Medio Ambiente.

Sin embargo, al disgregar editoriales de sub editoriales, la prioridad asignada a cada ámbito temático varía: el ámbito Político es el más frecuente en la línea editorial Página Siete (48%) y de La Razón (45%), seguido por el ámbito Social (26%) en La Razón e Internacional en Página Siete (21%). En tercer lugar, se encuentran los editoriales referidos a los asuntos Internacionales en La Razón (11%) y Social en Página Siete (20%). Bastante más atrás aparecen los editoriales sobre Historia-Arte-Cultura, Economía y Medio Ambiente.

Al profesor e investigador en comunicación de la Universidad Católica Boliviana, Claudio Rossell, no le sorprende que la política sea uno de los temas más recurrentes también en los editoriales. Recordó que tanto los medios de comunicación y los periodistas, por tradición, son o están politizados.

“En general los medios de comunicación son súper politizados y los periodistas son un gremio súper politizado. Por otro lado, está claro que a las audiencias les interesan los temas políticos. Entonces, hay una retroalimentación mutua entre la demanda de temas políticos y la provisión de temas políticos, a eso súmale el perfil particular que tiene el periódico Página Siete, que sí es un periódico con una intención política muy evidente”, señaló.

Esta intención política sería más evidente cuando se recuerda la cantidad de columnistas que escriben sobre Política en el diario paceño.

“Sí, es interesante el dato (…) que un conjunto relativamente pequeño de articulistas (de Página Siete) concentran un porcentaje casi equivalente a la mitad de los artículos de opinión, que casualidad: ¡de política! (…) No será que este periódico tiene claramente una agenda política y privilegia claramente la opinión de aquellos personajes cuya posición política es similar a la de los propietarios, ergo es menos plural”, preguntó.

Sobre el estilo de redacción de los editoriales, notamos que los de La Razón suelen ser más descriptivos y narrativos, mientras que en Página Siete suelen ser más argumentativos, por tanto, toman más decididamente una posición sobre un problema.

El periodista e investigador Raúl Peñaranda tiene una opinión sobre estas apreciaciones.

“Muchos editoriales de La Razón son solamente un diagnóstico de la situación, una descripción de la situación, y, por lo tanto, deja de ser un editorial, deja de ser una opinión. Una opinión, junto con describir una situación, tiene que decir si esa situación es positiva, negativa o algo, y eso también refuerza la idea de que La Razón, trata de eludir, o por su calidad de periódico oficialista, no puede abordar realmente temas importantes que hacen a la sociedad boliviana”, señaló.

Peñaranda sostiene que no es casual que los columnistas de La Razón prefieran hablar de otros temas antes que de política.

“Es interesante ver cómo en Página Siete hay un mayor interés por los temas de Política que en La Razón y más bien al revés, en La Razón hay más interés por temas sociales e internacionales (…) Esto intuyo que se debe -aunque no puede estar muy seguro- a que el carácter de los columnistas de La Razón eluden la política debido a que La Razón es un periódico oficialista, o que, al momento de elegirse los columnistas de La Razón, la directora o el equipo editorial que escoge a los columnistas, los escogen con un perfil de que no sean necesariamente personas que hablen de política. Por el contrario, en Página Siete, casi todos tienen un perfil más bien de tener interés por la política. Obviamente con todas las excepciones que pueda haber y los matices”, indicó.

“Se podría añadir ahí que en general, los medios en Bolivia tratan de eludir los temas políticos para no irritar al poder, por ejemplo, cada vez hay más programas de farándula y crónica roja en los canales de televisión y se ha reducido la Política como una forma de no irritar al poder”, agregó.

Al agrupar los temas de los editoriales en cada periódico encontramos diferencias marcadas.

Por ejemplo, La Razón lamenta en un editorial referido al Municipio de La Paz (13/01/2017), la ausencia de políticas efectivas para conservar el patrimonio arquitectónico de la ciudad de La Paz por parte del Municipio, pero no comenta la construcción de la Casa Grande del Pueblo. Página Siete, por el contrario, resalta la afectación urbanística del centro histórico con la construcción de una “mole de cemento” (19/01/2017).

Sobre Transparencia y corrupción en la gestión pública, La Razón elaboró un editorial y Página Siete, ocho.

Además, La Razón destinó 10 editoriales al tema de Elecciones Judiciales durante el primer semestre del 2017, la mayoría de ellos describiendo aspectos de la reglamentación y procedimiento. En varios editoriales se advirtió que la experiencia del 2011 estuvo “malograda”. Por su parte, Página Siete editorializó en dos oportunidades la selección de magistrados observando aspectos de forma y fondo del proceso.

En un tema en el que se encuentran posiciones comunes en ambas líneas editoriales, es el que se refiere a la odisea que atravesaron los nueve bolivianos detenidos en Iquique-Chile en un incidente fronterizo confuso y que significó su apresamiento y judicialización. La Razón destinó tres editoriales y Página Siete, siete. Sobre las relaciones entre Bolivia – Chile, en La Razón se encontraron seis editoriales y en Página Siete, 12.

Sobre el tema de los delitos conexos al narcotráfico, como el atraco a las remesas de la empresa Brinks en Roboré, La Razón no realizó ningún editorial al respecto, Página Siete elaboró dos. Sin embargo, en el tema de Seguridad Ciudadana, La Razón publicó tres editoriales y Página Siete, uno.

El periodismo de opinión requiere de la libertad de prensa, expresión, opinión y asociación; estas libertades no van sueltas, sino que forman un “ensamblaje indestructible”.

El género de opinión en Bolivia refleja la polarización política en la que está sumida el país.

Si los lectores del periodismo de opinión esperan formar su juicio con las columnas y editoriales de La Razón y Página Siete, deberán conformarse con una visión parcializada de opinadores afines a una línea editorial que a su vez responde a una agenda política y aunque los editoriales y las columnas de opinión sean poco leídas por la mayoría de la población, su influencia paradójicamente es muy poderosa.

Medio